El desarrollo de la intuición

Todos podemos desarrollar nuestra conciencia para incrementar nuestra intuición. Para ello debemos entender que nuestro sistema intuitivo nos está hablando todo el tiempo, a cada momento. Pero ¿realmente lo estamos escuchando? Escuchar la voz de nuestra intuición y comprenderla puede ser realmente crítico al momento de triunfar en la vida. Ya en tu trabajo, en tus relaciones, ya en tu creatividad, ya en tus planes al futuro: tu intuición siempre te guiará.

Afortunadamente podemos desarrollar esta habilidad en nuestro propio beneficio. Sin embargo esto requiere tanto de paciencia como de práctica. Se parece mucho a aprender un deporte nuevo o tocar un instrumento musical. Desarrollar la intuición es una inversión sumamente rentable, a corto y largo plazo.

Absolutamente todas las personas tenemos intuiciones, por lo que este desarrollo no es excluyente a ningún ser humano. Nuestra intuición es uno de nuestros sentidos innatos; esto quiere decir que nacemos con ellos, al igual que por ejemplo el olfato. Es un don natural. Utilizar esta intuición es algo muy natural: es aquello que las personas hacían antes de que hubiera teléfonos, móviles, mensajería instantánea y muchas otras formas de comunicación.

A continuación te presentamos algunos pasos breves para desarrollar este sentido tan importante:


1. Cada mañana tómate un tiempo para meditar. Esto prepara tu conciencia para recibir información

2. Cuando sientas que no sabes hacia donde ir, cambia tu rutina. Da un paseo, llama a alguien a quien hace mucho que no ves, come algo fuera de lo habitual, etc.
3. Juega con los sentidos. Ante una situación de decisión difícil, prueba preguntándote “a que huele?”, “que gusto tiene?”, “que sonido hace?”, etc.
4. Aprende a identificar como se siente un SI en el cuerpo, y como se siente un NO
5. Imagina como se siente en el cuerpo la situación.
6. Evalúa el nivel de satisfacción que te proporciona cada decisión.
7. En caso de tener que decidir entre dos opciones imagina que son dos puertas. Trata de ver como son las puertas y que hay detrás.
A continuación también os proponemos un simple ejercicio de meditación para el desarrollo de esta aptitud:
1. Sentarse en una silla o sillón con la espalda bien derecha, los pies bien apoyados en el suelo y las manos con las palmas hacia arriba sobre la falda.
2. Dejar que el peso del cuerpo se apoye bien sobre la silla o sillón. Prestar atención a cada parte del cuerpo. Dejar que la silla absorba la tensión, las preocupaciones y las distracciones.
3. Inspirar profundamente, llenando de aire el abdomen. Retener unos segundos el aire y soltarlo suavemente.
4. Relajar cada parte del cuerpo de la cabeza a los pies, sintiendo como la tensión se va yendo hacia abajo, siendo absorbida por la tierra.
5. Imaginar una lluvia de luz cayendo sobre tu cabeza. La lluvia de luz entra en tu cuerpo y a través de tus manos vuelve al Universo, limpiando y purificando todo aquello con lo que entra en contacto. Tu te vuelves luz. Estás protegido.
6. Vamos a concentrarnos en un objeto resplandeciente que tenemos ante nosotros. Es un cristal. Presta atención a su forma, su color y su brillo (esta parte sirve para liberar la mente del diálogo interno).
7. Suelta al cristal hacia el Universo. Despeja el espacio que hay ante tus ojos y deja que aparezcan imágenes, ideas y sensaciones libremente.
Por último, un ejercicio para poner en uso la intuición de manera focalizada:
Donde reside el centro de la intuición? ¿Que parte de tu cuerpo recibe la información intuitiva? Esta es una pregunta inútil porque en realidad la conciencia no está localizada en una parte de nuestro cuerpo, pero lo que si tenemos es un órgano que se sabe relacionado con la intuición que es la glándula pineal. Estimular su funcionamiento desarrolla espectacularmente la intuición.
1. Imagina que en el centro de tu cabeza hay una esfera de luz
2. Trata de determinar su color, su textura, su apariencia.
3. Gradualmente expande su tamaño hasta que ocupe todo tu cráneo
4. Ahora redúcela hasta que adopta el tamaño de una bolita
5. Vuelve a expandirla pero ahora hasta mas allá de tu cuerpo
6. Sigue expandiendo y contrayendo por unos minutos
El equipo de meCoach

Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.

  • English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified