¿Tienes ya un mentor-coach en tu vida profesional?

Fuente original: www.google.com
Durante el transcurso de nuestra vida profesional existen personas que marcan o han marcado momentos; sin embargo, pocas son las que representan un apoyo significativo en para ser un profesional y una mejor persona.
Cuando esto sucede, puedes decir que te has encontrado con un mentor.
¿Pero quién es este personaje y de qué manera ayuda en nuestra vida laboral? Pues es una figura vital en la carrera profesional de una persona, que se encarga de darle una retroalimentación constante sobre su profesión y ayuda a mejorar aquellas áreas en las que necesita crecer.
Es tal su impacto y beneficio, que todo profesional debería tener su mentor y reunirse de manera periódica con él, agrega Borghino. 
Mucho se ha hablado de programas de Mentoring o de Mentor-Coach que ofrecen empresas consultoras, aquellos donde pagas a un profesional por sus servicios de guía con el propósito de encontrar al mentor que llevas dentro.
Sin embargo, hablar de mentores, no significa sólo servicios pagados, horas facturadas, ni cobros por consejo, sino de una ‘amistad profesional’, de otro profesional con unas capacidades de reflexión especialmente entrenadas como coach, y que te ayudan a ver diversas opciones y puntos ciegos. 
El propósito de contar con una de estas figuras es cambiar actitudes, pensamientos, visiones y formas en la vida profesional, pues “cuando se tiene un mentor, hay que estar conscientes de que se busca un ambiente de retroalimentación y feed back continuo”.
Y para  ello es recomendable estar preparado con las siguientes características: 
Amplio criterio. Uno de los principales objetivos de contar con un mentor es tener un soporte profesional, y esto no quiere decir que estará siempre de acuerdo con cada una de tus acciones. Tienes que forjar un amplio criterio para recibir consejos distintos a los que tomarías, analizar sus beneficios y complementar tus acciones. 
Resistencia a la autocrítica. No muchas veces te encontrarás con llamadas de atención positivas, debes estar preparado para recibir un feed back negativo cuando sea necesario. De esta forma, tendrás que realizar una autocrítica y verificar cuáles son los pasos que estás siguiendo de manera errónea y cómo puedes cambiar tu forma de operarlos. 
Saber escuchar. En muchas ocasiones oír no es suficiente.Hay que aprender a escuchar a tu mentor, por algo lo has escogido como guía profesional. Recuerda que los consejos que te brinden son para que puedas mejorar en tu vida profesional. Atiende sus consejos, analízalos y aprende a separar lo que puedes y no ejecutar de ellos, esta parte también es fundamental para un líder. 
Ambición y preparación. Debes de contar con la ambición de ser cada día mejor como profesional y tener la astucia para prepararte de manera continua en tus áreas de talento, así los encuentros con tu mentor serán mejor aprovechados.
Borghino asegura que llegar preparado a las citas con tu mentor es la mejor manera de aprovechar estos encuentros y tener un derroche intelectual. 
¿Cómo podemos identificarlos?
El experto en temas de factor humano y coaching destaca que un profesional puede tener varios mentores en el transcurso de su vida profesional, los cuales son aquéllos que le ayudan a tener un mejor desempeño, le aconsejan qué caminos tomar y le corrigen cuando la situación lo amerita.
“No necesariamente tienes un mentor por el resto de tu vida. La gente cambia de mentores hasta que encuentras uno definitivo, vas cambiando en la medida en que vas evolucionando. También es posible que tu mentor llegue a su nivel de incompetencia, entonces es momento de decir adiós y buscar otra persona que se convierta en un reto profesional para ti”, agrega. 
Sin embargo, identificarlo podría ser difícil. Para ello, Borghino nos menciona algunos de los rasgos que poseen estos personajes y te ayudarán a elegir una mejor opción en la cual encontrar el respaldo profesional que necesitas: 
* Amplia experiencia profesional. La experiencia profesional es fundamental para los mentores, deben contar con una vida exitosa en el ámbito laboral. Estos personajes suelen ser ex jefes, profesores de la carrera, clientes o compañeros de trabajo con altos rangos. 
* Gran criterio. Debe ser una persona que dé entrada a varias soluciones para el mismo problema. Que esté abierto a la autocrítica y a la retroalimentación, de esta forma podrá guiar de manera profesional. 
* Habilidad sicológica. Según Borghino, los mentores deben tener la habilidad sicológica para poder influenciar, de manera positiva, en la vida de su protegido. Deben tomarse como profesores y profetas en los que se va a confiar una vida profesional. 
* Conocimiento en el comportamiento humano. En mucha ocasiones, los mentores pueden convertirse en coaches personales, por lo que deben tener un amplio conocimiento de la vida, incluso pueden convertirse en consejeros de la vida matrimonial y familiar de sus discípulos. 
Se debe tomar en cuenta que la relación con un mentor necesita una preparación constante y una amistad profesional sólida.
Por ello, Borghino brinda algunas recomendaciones que pueden ayudar en la relación con este personaje: 
·         Nunca tu jefe. 
Tu mentor nunca debe ser tu jefe o supervisor inmediato, esto podría causar problemas éticos en su relación.
Recuerda que un mentor dará su punto de vista, de manera objetiva, en la problemática, más no dirá exactamente cómo se debe actuar. Toma en cuenta sus consejos y ejecuta tus propias soluciones. 
·         Ten respeto y confianza.
Estos personajes tienen mayor conocimiento y vida profesional, respeta su persona y sus experiencias. Escucha con atención y aprende de sus consejos. También la confianza es fundamental para que exista una comunicación asertiva y una retroalimentación mutua. 
·         Nunca escojas un mentor por afinidad.
 Lo que buscas es un guía profesional, no a un amigo.Tu mentor debe ser tu asesor y consejero. La mayoría de las veces la amistad puede nublar la percepción profesional de los consejos que tu mentor brinde. Sin embargo, como en todo, hay excepciones. 
·         Contáctalo de manera periódica. 
Un mentor debe tener una relación continua contigo, Borghino recomienda que las citas sean frecuentes y se lleven bajo un plan de trabajo. Verifica cuáles son los temas en que necesitas asesoramiento y mantén un plan conjunto. 
Es común pensar que esta persona tiene la solución a todos los problema, comenta el experto, pero en realidad lo que puede proporcionar es orientación para tratar el tema, más no te dirá qué debes hacer y qué no.
“Da caminos y soluciones alternativas que te ayudarán a salir adelante, sin embargo, tú eres el que tiene la última palabra”. 
·         Encuéntralo y pregúntale. 
Para muchos, la duda es saber cómo tenerlo. Si bien la experiencia es diferente para cada persona, existirán mentores a los que no es necesario pedir su ayuda, la amista, respeto y confianza pueden propiciarla de manera espontanea. En caso contrario, se recomienda acercarte y preguntarle si te puede asesorar en temas en común. La clave para conseguir un mentor es acercarse a esa persona.

Recopilado por mecoach

Fuente original: http://www.altonivel.com.mx
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.

  • English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified